Colores para decorar la casa en verano

Los colores de una casa crean una ambientación que puede actualizarse con la renovación de algunas tonalidades. Esta evolución cromática se contextualiza, además, sobre la base de un calendario en el que cada temporada tiene su propio reflejo en la observación visual del interior de la vivienda. Tal vez sea durante las vacaciones cuando una familia planifique algunos objetivos decorativos en el hogar. ¿Cómo dar forma a ese proyecto mediante la utilización de los colores?

1. El azul

un-salon-decorado
La esencia del verano no se resume, únicamente, en la belleza de un color. Sin embargo, el azul es uno de los tonos que, por su vinculación con otras experiencias vitales en contacto con la naturaleza, produce un recuerdo que se contextualiza, especialmente, en este periodo del año.

El azul simboliza la evocación de un destino de playa o la inmensidad de aquellas jornadas interminables con largas horas de luz solar. Por ello, este color, tan presente en la naturaleza, es uno de los que decoran las viviendas durante las vacaciones. Un azul que transmite serenidad.

2. Colores pastel

sofa-y-muebles-en-salon
Cada hogar adquiere su propia identidad desde el punto de vista decorativo. Cada espacio se diferencia a partir de esta planificación en los detalles. Los tonos pastel aportan el toque dulce al verano, una propuesta cromática que puede crear un buen contraste con la estética de un edificio que añade una decoración industrial al interior del inmueble.

Pero, además, la calidez de los tonos pastel también está alineada con la naturaleza propia del verano como un tiempo que tiene una pausa diferente. Los colores pastel ya estuvieron de moda durante la época estival del año previo y siguen muy presentes en este catálogo de inspiración.

Durante el verano algunas familias se desplazan hasta una casa de campo que está bordeada por un paisaje que ofrece a la vivienda unas vistas de ensueño. Una vivienda situada en este espacio natural también puede perfeccionarse con la estética de tonos pastel que añaden un toque romántico al lugar.

Los colores te ayudan a viajar de forma metafórica desde el propio hogar a través de imágenes visuales que te transportan hacia otros paisajes. El color lavanda es un ejemplo de ello, un tono que recuerda a bellos campos en la Provenza francesa. Decorar la casa con esta planta es una forma sencilla de integrar este color natural durante la época estival.

3. Blanco

mueble-blanco-en-salon
El blanco es un color de moda que puede completarse desde distintas perspectivas. Esta tonalidad es la elección principal por todos aquellos que priorizan la atemporalidad de esta tendencia. Pero, además, su versatilidad también se adapta a propuestas de decoración más moderna. La luz del blanco alimenta la felicidad en el hogar durante el invierno y recrea un pequeño paraíso estival durante las vacaciones.

4. Gris perla

¿Qué otros colores renuevan la decoración del hogar con su luz? El gris perla es un ejemplo de cómo esta tendencia matiza los detalles de la vivienda.

5. Naranja

flores-de-color-naranja

El verano es una época especialmente esperada por su relación con el descanso. A su vez, es posible visualizar este escenario próximo como ese tiempo en el que llevar a cabo actividades que han quedado pendientes hasta entonces. Esta expectativa de felicidad refuerza el optimismo.

¿Cómo reflejar esta vitalidad en la vivienda al imprimir esta creatividad en el interior de la misma? El naranja es un ejemplo de tonalidad que transmite esta experiencia optimista desde la primera impresión. Un tono que también puede ampliarse con la referencia de aquellas imágenes que ofrecen esta inspiración, por ejemplo, el amarillo o los colores flúor que se diferencian por su intensidad.

En consecuencia, estos son algunos de los colores que pueden inspirarte para redecorar tu casa durante las vacaciones del próximo verano.

Leave a comment

Email
contacto@vintagedecoracion.com.mx

Telefono
614 575 08 68

Diseño Web y Posicionamiento Web por:  Webmix Networks SEO.

Abrir chat